Canalización 09-03-2013

9 de marzo de 2013

Ariel: Mensaje para hoy

El perfecto estado de comunión divina, radica en el silencio de la mente. Acallando la mente a través de la meditación y los cantos sagrados os permitís la comunicación perfecta con el Ser.

Hay un principio básico que puede ayudar a establecer un contacto íntimo con el Ser y habitar en el uno, para percibir la esencia pura de todo lo que es. Hace falta iniciar un dialogo con el cuerpo físico que no sea tutelado por la mente racional, ya que ésta realiza una función de enjuiciamiento de las situaciones.

Necesitáis escuchar cada una de las partes de vuestro cuerpo físico y notar cada sensación, cada sentimiento, realizando un tacto a cada una de las emociones que lleváis inscritas en vuestras células, dejando expresar a vuestro corazón. Solo así conoceréis vuestro verdadero estado emocional. Cada emoción que crea vuestro pensamiento, en relación a vuestras interacciones con el mundo circundante, se refleja de forma sistemática en vuestro cuerpo físico.

La limpieza emocional debe realizarse simultáneamente a la comunicación con el ser; al conectar con vuestro cuerpo físico conoceréis el verdadero estado en que os halláis, al dejar fluir las emociones accederéis a un conocimiento claro de vuestro momento vital. Entonces debéis distanciaros y ser simples observadores, el aquietamiento mental os permitirá desidentificaros de vuestro cuerpo del dolor.

Cada parte de vuestro cuerpo físico, es en realidad un mapa emocional perfectamente estructurado. Cada molestia, cada dolor, cada enfermedad es la materialización de un pensamiento a través del fluido emocional,. El cuerpo emocional, al no poder regenerarse, actúa como conductor hacia el cuerpo físico, y es allí donde depositamos las emociones negativas. La batalla se libra en mismo cuerpo físico, cuando nos incapacita una situación que no podemos resolver a través de nuestra mente. Nuestra mente suele conducirnos al atascamiento si estamos imbuidos en un estado de miedo. Nuestra mente nos identifica con el falso yo, ese ego o falso yo tiende a temer por la supervivencia ya que desconoce la inmortalidad.

Testar el cuerpo físico es algo que debéis realizar desde un estado de quietud, observando como simples testigos y liberando a través de la relajación, cualquier energía que permanezca estancada. La respiración enfocada a los diferentes órganos y tejidos corporales va a permitir la expansión y la liberación energética, simplemente soltando. No dejéis que ninguna emoción negativa se ancle en vuestro cuerpo físico ya que esto os va a conducir a una serie de malestares que vuestra mente temerosa cristalizará en vuestras células. Distanciaros, para desidentificaros del dolor.

Este ejercicio de liberación emocional os ayudará a restablecer vuestro camino hacia la iluminación, que no es nada más que el permanecer en la paz y en la inocencia primordial.

Liberar el cuerpo, disolver emociones que infringen sufrimiento, desidentificarse del falso yo, anclados en la presencia del Ser, os capacita para dirigir vuestras vidas de una forma en la que vuestra mente se convierte en un instrumento para la materialización de todo aquello que forma parte del propósito, conectándoos a la mente universal creadora que os conducirá hacia la unificación. De lo contrario continuareis en un círculo cerrado en el que iréis materializando vuestros propios miedos, anclados en la matriz del miedo, sin posibilidad de salir.

Entended el verdadero significado de la liberación. Ahora ya sois capaces de acceder una auténtica desidentificación con la mente, conocéis como desconectaros y convertiros en observadores. Manteneros en esa posición para que la verdadera presencia divina del ser que sois, se manifieste en vosotros, de forma sencilla y natural.

Recordad que la brújula está en vuestro corazón, es el que os muestra el verdadero camino.

Apoyados y profundamente amados, permaneced en la paz y en el flujo amoroso de la auténtica compasión.

Namasté

En profundo agradecimiento

Radio. Alotroladelespejo.com