Canalización 24-09-2011

24 de septiembre del 2011

Ayma en ti

Agradecemos toda la colaboración que estáis prestando todos los trabajadores de la luz. Simplemente el hecho de ir divulgando los mensajes, aunque parezca que sea una tarea incierta, cumple con una misión planetaria en la que estáis encomendados e implicados.

Estos momentos tienen una importancia crucial, cada vez más almas están despertando, tenéis que compartir vuestro sentir sin ningún temor de lo que piensen de vosotros. Esa luz que mandáis con profunda devoción en vuestros corazones, es la llama que está encendiendo lentamente el corazón de vuestra tierra.

Amados, en este momento tan propicio para compartir y celebrar, no permanezcáis encerrados en vuestras casas temerosos de lo que hay ahí fuera. Tenéis tanta necesidad de estar juntos, meditar y compartir vuestra inquietud y esperanza, ¿Por qué continuar aferrados a las antiguas creencias de carencia y soledad. Cualquier oportunidad que se os presente para meditar en comunión debéis aprovecharla ya que se trata de un acto de alta significación en el que estáis elevando la vibración. Cada reunión de almas es la posibilidad de crear un portal para que la información fluya en el planeta, para que entre la luz y disuelva todo aquello que vibra en desarmonía. Vuestra familia de luz está apareciendo ante vuestros ojos para que ya nunca más os sintáis tristes y solos. La madre tierra os abraza para llenaros de calidez, sentid esa docilidad y dejad de estar dolidos y arrepentidos. Cada día que amanece en vuestras vidas es una oportunidad para sanar y para soltar vuestros nudos del pasado y del presente. Cread comunidad de luz, eso os dará la fuerza necesaria para impulsar el cambio.

En vuestra tierra la confusión se halla a la orden del día, muchos acontecimientos que estáis presenciando os pueden hacer creer que no hay salida ni solución. Si permanecéis en esa creencia seguramente pueda que vayáis atrayendo toda la inseguridad e insatisfacción que permanecen anclados en los seres que habitan a vuestro alrededor. Si mantenéis encendida la llama, aunque os parezca imposible, estáis iluminando a vuestro paso. Siempre hay alguien que os necesita, mantenerse a flote es un gran reto en esos instantes, vosotros debéis ayudar a mantener viva la esperanza. Manifestar ya es posible, manifestar confianza es algo que podéis hacer desde vuestros lugares, no dejéis que la densidad os bloquee, conectados y de la mano ya estáis a punto de dar el gran salto. No sabéis con que intensidad hemos estado esperando este momento, recordad que juntos en la unidad lo hemos estado preparando, recordad vuestra presencia y asentimiento en el compromiso de elevar la vibración de Gaia.

Entregaros intensamente a esa tarea, no os paréis a escuchar el parloteo de vuestras dudas, permaneced anclados a la tierra. Recordad para siempre más que en la respiración está la llave de todo, sed conscientes de ello a toda hora, en todo momento, el pulso del universo debe estar en sincronía en vuestros corazones. Entended la unicidad de todo lo que es, dejad de separar, de discriminar. No podéis amar a vuestros ojos mientras odiáis a vuestros pies, todos forman parte del mismo cuerpo, así funciona el Universo como un solo cuerpo, debéis entender esa metáfora.

Enviad luz dónde halléis desarmonía y dejad que actúe, ese es el milagro que podéis realizar a cada instante. Entended que cada pensamiento actúa en una determinada vibración, cada pensamiento se manifiesta en la creación sin ninguna duda. Ese poder es tan fuerte que debéis entender que un solo pensamiento puede alterar el curso de cualquier acontecimiento. El odio se transforma en amor tan solo con elevar la vibración, de aquí la importancia de expandir vuestra conciencia y acceder a una vibración mayor, así es como podéis transmutar todo lo que es.

Apoyados e infinitamente amados, vibrando en el amor y la compasión.

Namaste