Canalización 23-07-2011

23-7-2011

Ayma en ti

Amanece el nuevo corazón., permitiros festejar este momento en que las aguas permanecen tranquilas. Apostad por esa nueva tierra que emerge de la sincronización planetaria con el pulso de la galaxia. Hay un latido que envuelve todo lo que es, debéis sintonizar vuestro ciclo vital con este latido para alcanzar un estado de armonía y plenitud.

Ante este fantástico panorama que representa la expansión de vuestros campos lumínicos debéis afrontar un nuevo reto, una vez limpios de todo lastre. Sois infinitamente apoyados en este proceso por eso debéis confiar plenamente en vuestras capacidades. Cada uno aparece como un diamante en bruto que hay que pulir para poder brillar con todo el esplendor. Ahora debéis brillar como nunca para ser reconocidos. Cada uno de vosotros debe explorar su potencial y desarrollarlo al máximo, en esos días en que cada paso ha de ser mesurado con auténtica precisión. Utilizad vuestros dones, las alas están ahí y debéis desplegarlas, de que os servirían las alas si no empezáis a practicar vuestros vuelos.

Actuad con absoluta libertad, no debéis continuar condicionados por aquello que fuisteis en el pasado, ya no sois los que erais, aprended a sublimar. Sabéis perfectamente que sentís de diferente manera y no podéis continuar actuando como si nada sucediera. Si os invade la tristeza y el dolor es porque no estáis actuando tal y como sentís. Reflexionad en este sentido y liberaros de una vez de cualquier condicionamiento que no os deje ser quienes sois en realidad. Habéis dejado vuestros caparazones, todo y que os pueda parecer que allí estabais seguros y arropados también permanecíais, en cierta forma, prisioneros. Puede que ahora os halléis anquilosados, por eso es tan importante que empecéis a mover las alas y emprendáis vuestro vuelo lo antes posible. Desapegaros de vuestra antigua forma y brillad.

Expandir vuestras alas implica que debéis estar abiertos y atentos. Sabéis perfectamente que mientras permanezcáis en una actitud de serenidad, atentos a cada momento estaréis conectados a vuestro yo supremo, esa conexión es totalmente imprescindible para que podáis llevar a cabo vuestro propósito. Recordad que estamos en el punto de inflexión y que no hay vuelta atrás. La presencia activa de cada uno de vosotros es de vital importancia en ese traspaso evolutivo, estáis ahí para impulsar ese cambio, cada uno se enfrenta al propio compromiso.

Nada es lo que parece, todo lo que se presenta en vuestras vidas es la realidad que estáis creando en cada momento. Cada tropiezo que dais es una oportunidad para aprender, una señal que debéis descifrar. La quietud de vuestras mentes os va a permitir distanciaros de la realidad que os envuelve y sentiréis con plenitud ese espacio interior donde mora todo lo que es, de esa forma podréis disolver toda ilusión y toda creencia que os impida avanzar en vuestro camino. Conectar con vuestro interior es conectarse con la fuente.

Atentos a los cambios planetarios, implicados con vuestro entorno, conectados y actuando al unísono. No temáis por los acontecimientos, todo lo que está es desarmonía sale a la luz para despertar las conciencias y para encender el amor y la compasión en los corazones.

Apoyados e infinitamente amados.

Namaste