Canalización 12-03-2011

Profundamente afligidos, hoy emitimos la última canalización de Ayma recibida el 12 de marzo de 2011: se refiere a la sacudida sucedida en el Japón y al tema de las energías nucleares. Es un mensaje tranquilizador y orientador.

Transmitimos Paz para todos, debemos aprender de los errores del pasado. Ahora nos toca reflexionar. Nada que no esté en la luz podrá sostenerse. Debemos estar anclados a la tierra, protegidos en nuestro cuerpo emocional- Consigna: enviar luz a los puntos de dolor y conflicto a través de la meditación y de la propia intención-

El compromiso está en el trabajar juntos en la hermandad, el amor, la ayuda , la compasión y la colaboración.

12-3-2011

Ayma en ti:

La sacudida ha sido fuerte, posiblemente muchos de vosotros estáis sintiendo la devastación desde vuestras entrañas. Ni siquiera podéis encontrar ningún argumento para defender que se trata de un cambio planetario, nada puede justificar el sufrimiento.

No hay que buscar ningún significado a esta sacudida, pone en evidencia los procesos naturales de la tierra. Es el proceso de evolución de un planeta, el movimiento de las placas es algo inevitable y debéis estar preparados para más sacudidas en estos tiempos de cambio y transición.

La luz llega a vuestros hogares para que podáis canalizar, debéis ayudar a iluminar los caminos de los que se van y los que se quedan, para todos debe cumplirse el propósito.

Los errores humanos y la utilización de energías peligrosas ahora estarán en el candelero, intentar engañarse en la supuesta seguridad de las centrales nucleares, no lleva a ninguna parte. Fuisteis puestos a prueba con el accidente de la central de Chernobil, el más devastador de todos los accidentes, pero parece que la lección no fue aprendida, ahora mismo os deberéis enfrentar al mismo tiempo con las consecuencias de vuestros errores, y con los fenómenos que la geología os depare. Ninguna central nuclear es segura, por mucho que os empeñéis en poner medidas de seguridad más potentes. La fuerza regeneradora de la Madre Gaia es mucho más potente que cualquier medida de seguridad que seáis capaces de inventar.

Muchos estan investigando maneras más seguras de obtener energía y debéis centrar vuestra atención en ellas. La Tierra sobrevive a todo, los seres humanos no. Vosotros diseñáis el futuro y para hacerlo debéis poner ante todo el respeto por la vida y el amor a vuestros semejantes, siempre manteniendo el equilibrio con la naturaleza. Jamás hay que desafiar las Leyes de la Naturaleza ya que siempre saldréis perdiendo a corto o largo plazo.

El momento planetario se presenta lleno de desafíos, vuestra civilización se ha enfrentado a todo tipo de desastres tanto naturales, como provocados por el hombre. Algunos se han llevado de forma intencionada guiados por el ego y la codicia, la venganza y los deseos de poder, las guerras responden a esta forma. La mente humana tiene suficiente información como para saber que nada tiene sentido sino se vive en perfecta armonía. Por esta razón ahora y digo AHORA con mayúsculas, es el momento preciso para recapacitar, entrar dentro de nuestro verdadero SER y daros cuenta que la experiencia en la tierra, es una experiencia total y gloriosa.

Vivir la forma material es algo sagrado y sublime en la que todos los seres venís a aprender y asimilar experiencias para el momento de la unificación con el Espíritu, con el Gran Ser o Espíritu universal, el Dios que está en cada uno de nosotros, dándoos a entender que todos provenimos de la misma fuerza creadora, ...SOMOS UNO. Toda experiencia debe asimilarse a través de la adquisición de conocimiento, siendo el AMOR universal el gran catalizador.

Ahora debéis estar presentes y conectados, sabedores de que todo lo que habéis aprendido debe integrarse con la totalidad, conscientes de que esto va a permitir vuestro proceso de ascensión y la de vuestra Madre Gaia a una vibración más alta. Estáis aquí facilitando el proceso. Meditad en la luz, conectando con vuestro Ser Superior, atended a la llamada de vuestros corazones. Soltad ya de una vez vuestros miedos, todo lo que suceda estará bien.

Estáis aquí trabajando para la luz, para sostener este proceso, vosotros decidisteis estar y ahora os toca hacer este trabajo de expandir vuestra consciencia, para generar ese efecto en todas las conciencias. Respetad los procesos y vivid en el AHORA. Reforzad vuestras almas, ellas son el contenedor de vuestro mundo emocional, manteneros en equilibrio, sentid compasión, pero no os esforcéis en sentir más dolor del que ya habéis sentido. Vibrad en el amor y la compasión y continuad siendo faros de Luz para que todas las naves encuentren su rumbo.

Infinitamente amados y apoyados en este proceso, plasmad vuestro conocimiento para a co-crear la Nueva Tierra aquella que anhelan vuestros corazones.

Namaste